La Pasión, psíquica y física

Madrid Contigo

| 12.04.2017

Hoy hemos hablado de la Pasión de Cristo, del dolor físico y psiquíco que vivió. Hemos recorrido los momentos desde la Última Cena hasta la crucifixion con el doctor Alfonso Muñoz-Cobo, doctor en Biología del Centro Español de Sindología y Calixto Plumed, Psicólogo Clínico en Nuestra Señora de la Paz.

Hemos comenzado con el momento en el que Jesús, tras ser traicionado por Judas, acude al Monte de los Olivos. Desde el punto de vista psicológico, el doctor Plumed ha explicado la soledad de cuando los más cercanos te dejan solo y la angustia y ansiedad que eso produce. Ha señalado el dolor psicológico que se siente ante el abandono de sus discípulos. Hemos conocido que Jesús en esos momentos padeció hematidrosis, que se da en momento de máximo estrés y consiste en que los capilares se dilatan y dejan salir hematíes que se mezclan con el sudor o las lágrimas y da esa sensación de sudar sangre. El doctor Alfonso Muñoz-Cobo ha explicado que tras sufrir este episodio de hematidrosis, cualquier persona se queda en un estado de enorme debilidad.

Los doctores han hablado también del momento del juicio ante Poncio Pilato, la flajelación, el camino al calvario, el peso de la cruz y la crucifixión. En el momento de la cruz, a Jesús le ponen clavos en las muñecas y en los pies y al levantar la cruz se pudo producir un shock hipovolémico, por la pérdida de sangre.