Dastis califica de "fantasía" que Puigdemont piense en gobernar "a distancia" | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

Dastis califica de "fantasía" que Puigdemont piense en gobernar "a distancia"

El artículo 155 quedará automáticamente desactivado cuando se forme un gobierno en Cataluña, dice

El Gobierno de España aseguró hoy que responderá con "reciprocidad" a la expulsión de su embajador en Venezuela, y garantizó que seguirá trabajando por "todas las vías" para mejorar la situación del pueblo venezolano.

nacional

| 13.01.2018 - 11:40 h

EFE

El ministro español de Exteriores, Alfonso Dastis, califica de "fantasía" por parte del expresidente catalán Carles Puigdemont pensar que se puede gobernar "a distancia" y advierte que, de regresar a España, ingresará en prisión y deberá afrontar un proceso por los delitos cometidos.

"Es una fantasía del señor Puigdemont creer que se puede gobernar, aunque sólo sea una región, a distancia. No me parece muy realista", afirma Dastis en una entrevista publicada hoy por el diario alemán "Die Welt".

El titular de Exteriores recuerda que los separatistas no tienen la mayoría en voto popular y que las fuerzas no independentistas alcanzaron el 52 %.

Argumenta, asimismo, que el artículo 155 quedará automáticamente desactivado cuando se forme un gobierno en Cataluña y que el Gobierno español estará dispuesto a colaborar con un ejecutivo separatista, si éste se atiene a la ley y no pretende declarar de nuevo su independencia, ya que en ese caso deberá intervenir otra vez.

Dastis matiza que "se puede aspirar a la independencia" y tratar de atraerse a otras fuerzas a ese mismo objetivo, siempre que se respete la Constitución, para añadir que una eventual reforma constitucional es algo que atañe a "todos, en España", y no solo a una región.

El ministro descarta categóricamente que pueda haber conversaciones fuera de España entre Puigdemont y el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, como ha pedido el expresidente catalán, y dice que tal posibilidad "no es una opción".

En este sentido, insiste en que si Puigdemont quiere ser presidente de la Generalitat tiene que regresar a Barcelona, en cuyo caso "ya sabemos lo que pasará", es decir, que "deberá ingresar en la cárcel y afrontar un proceso por los delitos que se le imputan".

Califica, además, de "muy moderada y contenida" la gestión del Gobierno de Rajoy ante la situación creada en Cataluña, cuando "un grupo de catalanes" pretendía "romper con la democracia y la convivencia", y sostiene que ahora el interés común es "solucionar" el problema, tanto de cara al país como al conjunto de Europa.