Detenido el conocido alunicero 'El Troll' cuando robaba en una empresa de envíos

Se le considera el cerebro del mayor robo de joyas en la historia de España

madrid

| 17.12.2017 - 14:45 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

La Policía Municipal de Madrid ha detenido a Ismael A.V., el conocido alunicero madrileño apodado El Troll, tras sorprenderle in fraganti intentado robar en una empresa de paquetería cercana al aeropuerto de Barajas.

Fuentes de la Policía Municipal han informado a Efe de la detención la pasada madrugada de dos conocidos de los agentes por robos, fundamentalmente por el método del alunizaje, que consiste en reventar escaparates con coches.

Uno de ellos es el Troll, según han precisado a Efe fuentes de la investigación, quien ha sido detenido en numerosas ocasiones por alunizajes y considerado el cerebro del mayor robo de joyas en la historia de España, perpetrado en 2012 y en el que desaparecieron relojes por valor de 23 millones de euros.

Por este robo fue arrestado en octubre de 2013, cuando la Policía desveló que el paso de perpetrar alunizajes a ese gran robo le permitió cambiar de nivel y pasar de su barrio natal de Villaverde a disfrutar de lujos en Ibiza.

Ismael A.V. fue uno de los miembros de la banda de Francisco Javier Martín, el Niño Sáez, asesinado el pasado mes de mayo en plena calle.

Tras ser detenido y puesto en libertad en varias ocasiones, anoche fue arrestado junto a otro ladrón con antecedentes, C.R.G.

OPERACION POLICIAL

Estaba encaramado a una valla de una empresa de mensajería ubicada cerca del aeropuerto cuando una patrulla de la Unidad de Apoyo a la Seguridad, de la Policía Municipal, que hacía labores preventivas le vio -sin saber aún que era él-, vestido de negro y con un gorro negro, y fue a identificarle.

En ese momento el sospechoso huyó y se metió en una furgoneta en la que le esperaba otro hombre, y a la que los agentes le dieron el alto, obligando a salir a ambos.

Así descubrieron que llevaban una gran cantidad de material para perpetrar robos, como taladros, radiales e inhibidores de onda, y objetos supuestamente robados.

Detuvieron a ambos y comprobaron que no habían logrado robar nada de la empresa en la que intentaban entrar, aunque el Troll ya había desmontado parte de la valla y tenía en su poder varios tornillos de la misma.

Inicialmente el Troll se identificó con otro nombre, pero los agentes descubrieron su identidad real al hacer las comprobaciones oportunas.