'La tristeza de los ogros', una obra teatral oscura sobre la adolescencia | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

'La tristeza de los ogros', una obra teatral oscura sobre la adolescencia

Los Teatros del Canal presentan la versión en español de la obra de Fabrice Murgia con los dramáticos casos de Bastian Bosse y Natascha Kampusch

cultura

| 18.01.2018 - Actualizado: 23:13 h

REDACCIÓN/AGENCIAS

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

El autor belga Fabrice Murgia estrena en los Teatros del Canal "La tristeza de los ogros", una obra "tétrica y oscura" que llega a España adaptada para abordar, con sueños y realidad, la "pérdida de la infancia" en jóvenes como Natascha Kampush, Sebastian Bosse o las niñas de Alcasser.

Hasta el 4 de febrero la Sala Verde acogerá esta obra estrenada en 2009 y con la que se consagró como dramaturgo en el Festival de Aviñón (Francia). Un texto que escribió cuando tenía 20 años (Verviers, Bélgica, 1983) y que está "atravesado por el miedo de los niños", según ha explicado durante su presentación en Madrid.

Adaptada por primera vez a otro idioma por Borja Ortiz de Gondra, "La tristeza de los ogros" se sitúa en 2006, cuando el joven alemán Bastian Bosse, tras anunciarlo en su blog personal, asesinó a ocho personas en el instituto alemán donde estudiaba. Ese mismo año, la adolescente Natascha Kampusch escapó de su secuestrador tras estar diez años encerrada en un sótano. "Adolescentes que dejaron de ser adolescentes", ha subrayado.

Según ha explicado también sobre este estreno absoluto en español coproducido por el Théâtre National Wallonie-Bruxelles, Teatros del Canal y Teatre Lliure, en esta "recreación" incluye además un pasaje que hará referencia al caso de las niñas de Alcàsser.

ATRACCIÓN POR LOS SUCESOS

Algo que ha hecho casi diez años después de su estreno no solo por sentirse un "niño de la diáspora española" -es hijo de padres españoles que emigraron a Bélgica- sino también porque quería "abrirse puertas" y encontrar "nuevos públicos".

"Teníamos que meter estas referencias para hablar a los jóvenes españoles y descubrir que esta historia de Alcàsser fue el comienzo de la telerrealidad. La obra habla también de la atracción por las crónicas de sucesos que hay en la sociedad", ha explicado.

Interpretados por Nacho Sánchez y Olivia Delcán, Bosse y Kampusch serán guiados por otro personaje, el de una niña que ejerce de "maestra de ceremonias" pero desde el mundo de los sueños, un papel interpretado por Andrea de San Juan que "ayudará" a que Bosse y Kampusch "pierdan su inocencia".

"Es un espectáculo que hoy no podría escribir. Lo hice con 20 años cuando estaba en el paso de la adolescencia. Dejé la escuela y al mismo tiempo tuve un hijo. Entonces me planteé si era un adolescente viejo o un viejo joven", ha recordado.

En este sentido, el belga ha añadido que por eso pregunta al espectador: "¿Dónde está la energía de los adolescentes, dónde muere? Yo no hago un teatro de soluciones, hago teatro para sembrar la discordia".

Una historia "tétrica y oscura" en la que lo onírico no aporta "casi nada de luz", porque, según se cuenta en la obra, lo que aquí va a ver el espectador es "la pesadilla del niño, la ausencia de confianza en el tiempo".

Y para ello Murgia incluye en la obra extractos del blog/diario íntimo de Bosse, palabras que descargó de Internet antes de que la policía lo bloqueara; y retransmite también pasajes de las entrevistas que Kampusch concedió a la televisión.

"No es espectáculo para adolescentes, juega con sus códigos y con el adolescente que lleva cada espectador", ha matizado Murgia no sin advertir que se trata de una obra para "todos los públicos" cuyo montaje expone a los actores a un continuo uso de la tecnología, como así lo tuvieron los protagonistas en su vida real.